Saludo al sol


        1        2        3       4              5                    6                       7                         8                         9   


Serie de Asanas: Surya Namaskar (Saludo al Sol)


1)    Pranamasana: postura de oración. Comenzamos de pie, ambos separados en ancho de caderas. Nos afirmamos sobre los apoyos sintiendo la firmeza de las piernas, enraizándonos. Manos unidas en el pecho, dedos pulgares sobre el esternón y los otros cuatro hacia adelante. Conscientes de la respiración y del latir del corazón, hombros relajados, columna alineada. Esta postura nos da la estabilidad para continuar con la siguiente.
2)    Jasta uttanasana: postura de los brazos elevados. Abriendo la pelvis, extendiendo la cara anterior del cuerpo, mirando las manos. Este asana trabaja directamente sobre todos los centros de energía provocando una expansión, permitiendo que la respiración circule con libertad.
3)    Pada hastasana: postura de pies y manos. En oposición a la postura anterior, esta flexión trabaja sobre la cara posterior del cuerpo. Podemos relacionarla con el principio de Ha-Tha, energías opuestas, observado cómo los movimientos se van compensando y equilibrando durante la serie.
4)    Ardha uttanasana: inclinación hacia adelante. Trabajamos fortaleciendo los músculos de la espalda, que sostienen a la columna. Llevamos la atención al espacio lumbar y tratamos de abrir el pecho sin tensionar hombros.
5)    Catush pada pitham: cuatro apoyos. Nos apoyamos sobre manos y dedos de los pies, alineando hombros, caderas, columna. Firmeza y estabilidad, elevando el tono muscular de todo el cuerpo, integrando cada parte. Cada músculo trabaja en colaboración con el otro para sostenernos.
6)    Chaturanga dandasana: postura de tabla. Similar a la postura anterior, pero con codos flexionados, trabajamos el control de todo el cuerpo en tensión. Observamos la espalda y el cuadrado lumbar.
7)    Bhujangasana: pose de cobra. Manos debajo de la línea de hombros, palmas firmes, codos extendidos, el cuello estirado y disponible, el pecho hacia adelante, relajamos zona lumbar y piernas. Conectamos el chakra de la garganta y de la pelvis siguiendo el recorrido de la respiración.
8)    Adhomuka sasvasana: perro cara para abajo. Estiramiento posterior del cuerpo, nos conectamos con el cambio de dirección de la circulación de la sangre, relajando la cara, afirmando manos y pies. Observamos el flujo de la sangre elevando la temperatura, trabajamos a través de la respiración el masaje abdominal.
9)    Virabhadrasana: pose del héroe. Una pierna flexionada hacia adelante, manos unidas por encima de la cabeza. Firmeza, sostén, decisión. El guerrero nos presenta la idea del coraje y la voluntad. Conectándonos con esa energía, sostenemos la postura.

Para continuar, podemos tomar Chavasana, postura de cadáver para la relajación consciente o seguir trabajando con una nueva serie de asanas.




Serie para trabajar la energía de los chakras desde la base hacia la coronilla!





Serie de Asanas: Trabajaremos con la idea de hacer un recorrido energético en sentido ascendente. De este modo, continuamos con la propuesta de trabajar desde los niveles más toscos hacia los más sutiles.

  1. Utkapadashavasana. Observamos la respiración, trabajamos movimientos de coordinación.
  2. Satshavasana. Movilización de miembros inferiores y de cabeza.
  3. Sukhasana. En relación con la tierra, nos afirmamos.
  4. Netiasana. Movilidad de miembros superiores.
  5. Kshemasana. Extensión de la cabeza.
  6. Kakasana, postura de cuervo. Nos afirmamos en muladhara chakra observando la respiración en el perineo. Incrementamos las sensaciones en esa zona practicando aswini mudra.
  7. Urdvadhanurasana. Arco, extensión anterior de la columna. Trabajamos con los dedos de las manos hacia atrás, mantenemos mulabandha.
  8. Trikutasana. Postura de tres cimas. Relajamos svadhistana chakra, simplemente observando la respiración en pelvis y sacro.
  9. Utkatasana. Desde la firmeza en los apoyos, la pelvis hacia adelante y la columna erguida, trabajamos llevando la conciencia hacia manipura chakra, el plexo solar. Nos conectamos con la temperatura elevada del cuerpo, transformando nuestra energía.
  10. Shashankasana, postura de liebre. Relajamos el trabajo de la postura anterior y observamos el plexo desde el lado posterior, atravesando la columna con nuestra respiración.
  11. Parigrasana. Postura de la puerta. Trabajamos el estiramiento lateral, proyectando nuestro cuerpo en una línea diagonal y buscamos la zona de mayor trabajo para concentrar allí nuestra conciencia.
  12. Parivritajanushirshasana. En esta torsión, buscamos las diferentes sensaciones de nuestra respiración jugando en múltiples direcciones, ya que cada zona del cuerpo se encuentra en actividad. Nos centramos en la expansión del plexo del corazón.
  13. Natiasana. En esta postura, como en todas las de equilibrio, trabajamos desarrollando la paciencia y la tolerancia. Agregamos a esta postura de “danza” el abhaya mudra, el gesto de no-temor y desarrollamos internamente esa actitud de serenidad y confianza.
  14. Utanasana. Expansión desde anahata chakra, llevamos la conciencia hacia el pecho. Buscamos dirigir el peso hacia los dedos de los pies.
  15. Janusirsasana. Un nuevo estiramiento de la columna, tomamos en simetría la postura hacia ambos lados, volviendo a conectarnos con el eje corporal.
  16. Vajrasana. En pose de diamante, observamos nuestra respiración y nos concentramos en dirigir la atención entre el pecho y el entrecejo, observando la garganta.
  17. Katichakrashavasana. Trabajamos desde la expansión de las zonas más altas del pecho y la cabeza y llevamos las piernas en rotación desde la cintura. Trabajamos con dos ideas opuestas y complementarias, por un lado el tórax se expande otorgando amplitud y por el otro desde el ombligo hacia abajo, las piernas cerradas y cruzadas hacia el suelo nos presentan la idea de pesadez. El cuerpo se orienta en direcciones contrarias. De este modo, aplicamos el principio de ha-tha, fuerzas contrarias.
  18. Tadasana. La montaña. Nuestras palmas unidas se proyectan hacia el cielo, por encima de la coronilla. Buscamos llevar la mirada hacia el entrecejo.
  19. Sarvangasana. Postura de inversión, toda nuestra sangre circula en dirección hacia la cabeza, modificando la lógica de nuestro andar por el mundo, desafiando la ley de gravedad. Esta postura es de gran influencia para nuestro ego.
  20. Chavasana. Postura de cadáver. Implica una total relajación para el cuerpo y la mente, sin estar dormidos y evitando movernos.


Serie transmitida por el Prof. Carlos González Laporte con algunas modificaciones realizadas por la instructora.





Nuestra Ubicación: Fray Justo Santa María de Oro 5566, Villa Bosch

Nuestra Ubicación: Fray Justo Santa María de Oro 5566, Villa Bosch
Hacé click en la imagen para saber cómo llegar

Espacio Semilla

Espacio dedicado a la búsqueda del equilibrio entre el cuerpo y la mente a través de la práctica del Yoga y el cuidado de la salud

"... deberás plantar la semilla de alguna intención, proyecto o sueño... y has de ser receptivo, pues la semilla germina en un campo de entrega. Reconocerás cuáles son tus verdaderos sueños y tratarás de no abarcar más de lo que puedes... prestarás atención al momento presente... regarás todos tus vínculos desde el corazón..."

-Calendario Maya (fragmento)-