Informe: "Yoga: de la India al barrio"

En la actualidad y por distintos motivos, las terapias alternativas y las filosofías procedentes del Oriente están acercándose cada vez más a la cultura occidental. Más precisamente, la práctica del Yoga es moneda corriente en varias comunidades de diferentes países. La recomendación de esta actividad ya está en boca de la mayoría de los profesionales de la salud dado que aporta grandes beneficios a nivel físico, mental y emocional, sólo algunos de los niveles que reconocemos racionalmente en los individuos en Occidente, ya que en la tradición hindú, por ejemplo, éstos son únicamente algunos aspectos materiales de todos los seres.
“YOGA” proviene de la raíz sánscrita “jug”, que significa unir, atar. Las letras sánscritas “HA” y “THA” representan al sol y a la luna respectivamente. “HATHA YOGA”, entonces, nos habla de la “unión de los opuestos” (Yoga Sutras, Patañjali). Según el hinduismo, es en esta unión donde hallamos el equilibrio, la armonía y para encontrarlos es fundamental utilizar como medio la práctica del ASHTANGA YOGA (“El Óctuple sendero” de Patañjali, S II a.C.) que se rige de ocho etapas o grados:
1) YAMAS (Prohibiciones)
· NO DAÑAR INTENCIONALMENTE, ni con la acción ni con la palabra ni con el pensamiento.
· RESPETAR LA VERDAD, tomando en cuenta el modo y el momento para expresarla.
· NO TOMAR LO QUE NO NOS PERTENECE, ni pensar en hacerlo.
· NO DEJARNOS ATRAPAR POR LOS OBJETOS DE LOS SENTIDOS.
· NO DESEAR, ser desapegados.

2) NIYAMAS (Reglas)
· MANTENER LA PUREZA Y LA LIMPIEZA de la mente, del cuerpo y del ambiente.
· MANTENER LA SERENIDAD MENTAL Y EL CONTENTAMIENTO. Recordar en todo momento que somos seres espirituales con una meta de vida trascendente. · SER AUSTERO, autodisciplinado.
· ESTUDIAR Y COMPRENDER TEMAS ESPIRITUALES. Es el esfuerzo por comprender profundamente los temas relacionados con nuestro desarrollo espiritual, acostumbrando a la mente a reflexionar sobre este aspecto fundamental de nuestra vida.
· ACEPTAR A LA ENTIDAD SUPREMA como refugio y meta de la vida.
3) ASANAS (Posturas)
4) PRANAYAMA (Control de la respiración)
5) PRATYAHARA (Retracción de los sentidos)
6) DHARANA (Atención fija)
7) DHYANA (Meditación)
8) SAMADHI (Concentración total)

El objeto del Yoga es la iluminación espiritual. Los yoguis consideran el cuerpo humano como templo del Espíritu y creen que, por tanto, debe perfeccionarse. La enfermedad es un “pecado” (en su expresión yóguica) y se piensa que una persona que padece una afección tiene la responsabilidad de mantenerse saludable y de limpiar sus acciones negativas (karma). Analizaremos a lo largo de este informe, cuáles son los beneficios de esta disciplina a través de la investigación, la observación y los testimonios brindados en Espacio Semilla, lugar dedicado a este tipo de práctica (http://espaciosemilla.blogspot.com), ubicado en el barrio de Caseros, al norte del GBA.
Si bien la historia del Yoga es milenaria (los primeros dibujos de posturas aparecen alrededor del 15.000 a. C.), podríamos decir que las técnicas que más se utilizan en la actualidad se instalan en Europa y América cerca del año 1940. Las prácticas más tradicionales aun se mantienen, aunque algunas de ellas se han adaptado a estilos de lo más variados: Urban Yoga, Yoga Integral Occidental, Yoga Total, Acu Yoga, Yoga en duplas, Aerobic Yoga, Art Yoga, Yoga con elementos, Yoga Gym, etc. Nos preguntamos, entonces: ¿De qué manera nosotros, los seres cotidianos, podemos conectarnos con este bagaje espiritual y encontrar tantos beneficios concretos, físicos y emocionales en nuestra vida al iniciar con dedicación y constancia una práctica metódica del Hatha Yoga? Comprobamos que la sensación de bienestar y el gozo de buena salud se infieren principalmente del correcto practicar de las posturas (asanas), las respiraciones (pranayama) y los ejercicios de limpieza (kriyas); como así también se restaura la armonía mental con la recitación de oraciones y cantos (mantras) y la meditación. Para continuar, proponemos una serie de posturas que presentan diferentes características, detalladas a seguir.
Esta rutina es practicada habitualmente por los alumnos de Espacio Semilla.
Modelo de serie
Antes de que el alumno comience a tomar sus clases, es importante conocer sus necesidades e intereses, así como su estado de salud (si sufre de presión arterial, dificultades articulatorias, asma, embarazo; etc.) y que él pueda también saber de antemano cuáles son las pautas de trabajo y cómo va a ser llevado a cabo el proceso durante la práctica. El tiempo de duración de la clase es de una hora y se organiza de la siguiente manera:
1_ TOMA DE CONCIENCIA: en este estadío se prepara al alumno para la práctica, situándolo en el aquí y ahora. Se practican ejercicios de respiración y conciencia postural.
2_ PRE-ASANAS o movilización de articulaciones: se realizan ejercicios de elongación, coordinación, circulación de la energía; etc.
3_ ASANAS o posturas: serán graduales y moderadas, teniendo en cuenta las limitaciones y capacidades de cada persona. Las posturas que trabajaremos son las siguientes:

TADASANA: Estiramiento vertical de la columna, corrige la cifosis dorsal, tonifica los músculos paravertebrales, aumenta la capacidad pulmonar.



ADHOMUKHA SVANASANA: Postura de flexión de la columna. Fortalece brazos, piernas, músculos paravertebrales. Favorece la circulación del flujo sanguíneo.




BHUJANGASANA: Trabaja sobre la movilidad articular de vértebras y favorece su fortalecimiento. Energéticamente, se vincula con el chakra Anahata. Es una postura que expande la
capacidad respiratoria.



CATHUS PADA PITHA: Postura de fuerza, equilibrio y de una gran sensación de energía. Estimula al chakra raíz, proporcionando seguridad y estabilidad mental a quien la realiza.



PADAHASTASANA: Esta asana trabaja la flexibilidad vertebral, genera mayor oxigenación, elimina toxinas. Favorece al sistema parasimpático y estimula la digestión. De este modo, regula el estrés y la tensión nerviosa.


DANDASANA: Trabaja las articulaciones de los brazos, estira la columna, reacomoda las vértebras que estuvieron movilizándose y las prepara para la próxima postura.



PACHIMOTANASANA: Reduce la obesidad, trabaja sobre músculos abdominales, alivia la constipación, el lumbago y la ciática.



MARYCHIASANA: Torsión. Estimula la apertura anterior y posterior del tórax, colabora con el sistema inmunológico. Energiza, trabaja el deslizamiento entre vértebras




4_ RELAJACIÓN: tomaremos una postura acostados, será a través de la respiración y algunas pautas para aquietar la mente.
5_ KRIYAS: técnicas de purificación que en este caso se realizarán para la limpieza de las vías respiratorias.
6_ PRANAYAMA: ejercicios para manejar la respiración utilizando ciclos. Se trabaja el aquietamiento de la mente.
7_ MEDITACIÓN: ejercicios de visualización. Concentración en la respiración. Es posible que en el transcurso de las clases se trabaje teniendo en cuenta un principio, regla o pensamiento del hinduismo o algún concepto que funcione como disparador que active cierta sensibilidad emocional o de conciencia y donde pueda enfocarse la práctica.
Se trabajará para mejorar y corregir afecciones (hernias, contracturas, desviaciones de columna, problemas digestivos, estrés; etc.) haciendo que la práctica sea gradual, motivadora y que enriquezca la calidad de vida.
A continuación, se adjunta una ficha personal en la cual las personas que inician su práctica exponen detalles acerca de su salud física: NOMBRE Y APELLIDO EDAD FECHA DE NACIMIENTO OCUPACIÓN DIRECCIÓN LOCALIDAD TEL CEL E-MAIL EN CASO DE EMERGENCIA COMUNICARSE CON TEL CEL OBRA SOCIAL/PREPAGA NRO. DE AFILIADO SEÑALE SI POSEE ALGUNA DE ESTAS AFECCIONES E IDENTIFÍQUELA LESIONES DE COLUMNA DESVIACIONES DE COLUMNA PROBLEMAS EN ARTICULACIONES PROBLEMAS CARDÍACOS PROBLEMAS CRANEALES (ojos, oídos, dientes, vías respiratorias, etc.) ALERGIAS HIPERTENSIÓN HIPERTIROIDISMO DIABETES HERNIAS DESMAYOS/MAREOS HEMORROIDES EMBARAZO SEMANA INDIQUE SI ESTÁ TOMANDO MEDICACIÓN Y CUÁL ES SU DIAGNÓSTICO ¿ES UD FUMADOR/A? ¿QUÉ CANTIDAD CONSUME DIARIAMENTE? ¿PRACTICA ALGUNA ACTIVIDAD FÍSICA? ¿CUÁL? INDIQUE QUÉ ACTIVIDAD REALIZA EN ESPACIO SEMILLA ¿POR QUÉ COMENZÓ A TOMAR CLASES? ¿CUÁLES SON SUS EXPECTATIVAS? ¿POR QUÉ MEDIO CONOCIÓ ESPACIO SEMILLA? FIRMA Y ACLARACIÓN Los datos aquí provistos son confidenciales, para fines preventivos. Se recomienda no ingerir alimentos durante las dos horas previas a la práctica. Ante el padecimiento de cualquier síntoma antes, durante o después de la práctica, comuníqueselo al instructor.
Según los datos más relevantes provistos por cuarenta personas que practican Yoga desde el mes de febrero hasta el de mayo de este año, se observa que el 65% posee afecciones de columna (hiperlordosis, cifosis, pinzamientos, hernias de disco, lumbalgias, cervicalgias, picos de loro); el 25% posee problemas de articulaciones (artrosis, artritis, reuma); el 15% es hipertenso (controlados) y el 95% comenzó su práctica por sufrir estrés, tensión nerviosa y muscular, depresión o ansiedad.
Al transcurrir la primera semana de clase, con una rutina de una hora de clase dos días por semana, los practicantes expresan sensación de dolor muscular, fatiga (“me siento duro”), dificultad para respirar e incluso mareos y desmayos. En estos casos, es habitual que la gente sienta el cambio de presión o mareo durante los primeros minutos de práctica, que corresponden a las primeras respiraciones por nariz. Suponemos que al llevar una vida cotidiana tan acelerada, las personas que comienzan a calmar la respiración y a aquietar el movimiento físico y mental, sufre una especie de “vértigo”, sensación de desequilibro debido al contraste entre el veloz ritmo corporal y mental que suele llevar el sujeto con la propuesta de respiración calmada, profunda y el aquietamiento. Durante las siguientes semanas, los alumnos comienzan a prestar mayor atención a la respiración completa (clavicular, intercostal y diafragmática) y manifiestan que comienzan a encontrar espacios corporales de los que no tenían registro. Así es como se va ampliando la conciencia corporal, lo cual nos vincula directamente con el primer aforismo de Patañjali: “Ahora es la iniciación del Yoga”. Establecernos en el presente, comenzar a percibir el cuerpo aquí y ahora, a trabajar con lo que tenemos más a mano: este conjunto de células que nos lleva y trae, que nos duele, que se enferma, se arrastra y se quiebra es el primer paso en el camino de la conciencia espiritual. Las consiguientes semanas se tornan de lo más estimulantes ya que los individuos comienzan a comprobar en sus quehaceres cotidianos las mejoras en la postura, disminuyen los dolores de espalda, cintura, las contracturas. Muchos reconocen que ejercitan la respiración cuando no pueden conciliar el sueño, cuando se ponen nerviosos o encolerizados. También expresan que sus allegados (familias, compañeros de trabajo) los ven más en forma, alineados, armoniosos, alegres. La mayoría asume que nota la diferencia si una semana no puede concurrir a la clase y que modificaron malos hábitos como el cigarrillo o el consumo de alcohol. Algunos comienzan a disminuir la ingesta de carne. Un gran porcentaje de la gente que practica coincide en que esta disciplina modificó muchos aspectos de sus vidas y que la han adoptado como necesaria dentro de sus actividades cotidianas.
Para concluir, ratificaremos entonces que, aunque las fuentes del hinduismo con sus conceptos, filosofía y complejidad se desconoce en el grueso de la población que practica Yoga en el barrio de Caseros, de alguna forma ciertas cuestiones que tienen que ver con la búsqueda del equilibrio, es decir, de la felicidad o en últimos términos, de la iluminación, se traslucen al velo de la práctica ritual, ordenada y constante de un grupo de personas que persiguen el mejoramiento integral de la salud.
Creemos que es momento de que este lenguaje de conexión interpersonal, de valores elevados como el respeto a todos los seres de la naturaleza, la no violencia (ahimsa), el desapego, la paz interior, la alegría de vivir, la ayuda mutua y tantos otros, pueda acercarse a los seres desde su existencia en este mundo. Para eso, proponemos que se instaure la práctica del Yoga en la escuela primaria, que padres y maestros conozcan esta herramienta; en el ámbito laboral, en los hogares, en las instituciones de formación profesional para desarrollar la autoconciencia, la tolerancia y el respeto por el otro, para que todos podamos aprender de esta milenaria tradición.
Apoyamos el trabajo de Fundación Árbol de Luz en su trabajo por una nueva educación consciente. (www.arboldeluz.org)

La respiración

La respiración es la herramienta esencial para la vida humana. Una correcta respiración es la base para:

· fomentar la salud y la vitalidad
· controlar los estados de ánimo
· desarrollar la concentración
· promover nuestra conexión espiritual.

El cuerpo es el receptáculo viviente para la respiración. Nuestra musculatura abre espacios en nuestro interior permitiendo el ingreso de aire nuevo incorporando nutrientes y luego se cierra para empujar el viejo aire hacia fuera eliminando las toxinas de nuestro organismo. Esta expansión y contracción masajea nuestros órganos internos, favoreciendo la digestión y promoviendo la circulación de la sangre.
Existen diversas técnicas al alcance de todos, que permitirán desarrollar y experimentar el potencial de nuestra respiración. Aquí les ofrecemos algunas pautas para practicar una respiración correcta:
La postura debe ser cómoda, sentado sobre el piso o en una silla, con la columna recta, los hombros relajados y los ojos cerrados. La respiración natural se hace por nariz, ya que esta filtra y calienta el aire que ingresa a nuestro organismo. Al inhalar el ombligo se expande hacia fuera, y al exhalar el ombligo va hacia adentro y arriba, intentado que la exhalación sea completa vaciando los pulmones. Es importante tener conciencia del aire que ingresa y sale de nuestro cuerpo, haciendo que nuestra mente siga a nuestra respiración.
La experiencia de la respiración correcta creará un impacto a nivel físico, emocional, vital y espiritual, permitiendo desarrollar el potencial creativo de nuestras vidas.

David Scarso
Instructor de Kundalini Yoga
dscarso@hotmail.com

Nuestra Ubicación: Fray Justo Santa María de Oro 5566, Villa Bosch

Nuestra Ubicación: Fray Justo Santa María de Oro 5566, Villa Bosch
Hacé click en la imagen para saber cómo llegar

Espacio Semilla

Espacio dedicado a la búsqueda del equilibrio entre el cuerpo y la mente a través de la práctica del Yoga y el cuidado de la salud

"... deberás plantar la semilla de alguna intención, proyecto o sueño... y has de ser receptivo, pues la semilla germina en un campo de entrega. Reconocerás cuáles son tus verdaderos sueños y tratarás de no abarcar más de lo que puedes... prestarás atención al momento presente... regarás todos tus vínculos desde el corazón..."

-Calendario Maya (fragmento)-